RUMANÍA: EL PAÍS CON MÁS PROPIETARIOS DEL MUNDO

Inmobiliarias Madrid está acostumbrada a escuchar esa típica frase de que España es un país de propietarios que menosprecia el alquiler, sin embargo, no sabíamos que, en realidad, estamos muy por detrás de otros países europeos en el concepto de propiedad. Los datos son irrefutables, Bulgaria cuenta con un 82% de su población como propietarios, en Hungría el 85% de los ciudadanos tienen su propia casa y, ojo al dato, en Rumanía, la cifra asciende al 96%.

Hay algo que une a todos estos países la mayoría de ellos formaron parte del bloque del Este y, a lo largo de los años noventa, fueron ganando paso en la economía de mercado y el capitalismo. Y es que esta década supuso un tiempo de privatización de la vivienda que hasta ese momento se había encontrado en manos del Estado. En concreto, en esta época, la media de propiedad en Rumanía ascendió del 64% hasta el 98%. Entre los años 1946 y 1989 se construyó la mayor parte del parque inmobiliario actual; un 14% antes del período comunista y un 11%, posteriormente.

Pero, como suele decirse en España, no es oro todo lo que reluce. Aproximadamente un 40% de las viviendas urbanas construidas durante la referida época eran de mala calidad, y el otro 40% de casas rurales ni siquiera tenían baño privado. Aunque el expresidente rumano considera que la privatización a bajos precios fue sin duda positiva, también afirma que eso había desembocado en la extinción de casi la totalidad del parque de viviendas estatales.

Así que, pese a tener gran porcentaje de propiedad privada, las condiciones de las mismas viviendas son bastantes cuestionables y, los problemas generacionales actuales (sueldos bajos, altos costes…), no ayudan a seguir con este proceso. La entrada en la Unión Europea en 2007 disparó los precios, lo que ha desembocado en la problemática actual. Hacía años, la población estaba preparada para pagar una vivienda a bajo coste, pero no para reformarme y mantenerla en condiciones óptimas.Así que, aunque siempre se escuchan teorías acerca de las fabulosas condiciones económicas e inmobiliarias en otros países, en Inmobiliarias Madrid animamos a confirmar siempre la información. Vivimos en una era donde los problemas económicos acucian con fuerza, donde las nuevas generaciones tienen menos posibilidades que las precedentes y, aunque a veces los grandes titulares son llamativos, “nunca se atan perros con longaniza”.