MÁS VERDE, MÁS CARO

En Inmobiliarias Madrid sabemos que, a quien más, a quien menos, nos gusta generalmente vivir cerca de un espacio verde, un parque, un claro o un bosque donde tener la sensación de libertad y poder respirar.

Sin duda los parques suponen romper con la rutina de la ciudad y por ello son espacios valorados positivamente. Cómo no, esta evidente preferencia se refleja también en los precios.

Y es que, el coste medio, tanto en venta como en alquiler de los inmuebles situados alrededor de 500 metros o menos de los parques se dispara considerablemente en las grandes ciudades.

En el caso de Madrid, si queremos vivir junto al Retiro deberemos pagar más de 7.300 euros el metro cuadrado en compra, una diferencia de más del 50% con otras zonas. En cuanto al alquiler, la diferencia no llega al 20%, pagando de media entre 16 y 19 euros el metro cuadrado al mes.

En Barcelona la diferencia no es tan grande, ascendiendo a 4.700 euros el metro cuadrado mientras que, en otras zonas solo cuesta cien euros menos. Los alquileres tampoco registran grandes variaciones.

Valencia, sin embargo, sí registra un gran sobrecoste. Por un piso en los Jardines de Viveros se paga casi un 75% más.

En Sevilla, vivir junto al parque de María Luisa supone un incremento del 44%, de 1800 euros el metro cuadrado, a más de 2700. En cuanto al alquiler, la diferencia entre zona verde y zona más urbanizada gira en torno al 12%.En Inmobiliarias Madrid pensamos que, al final, somos animales de naturaleza y, entre el estrés del día a día, echamos de menos ese ambiente relajado y aireado que antiguamente se respiraba en los pueblos o en la sierra. ¿Será ésta la tendencia que marque la vuelta a los orígenes y a las zonas más rurales?