MERECE LA PENA REGATEAR

Es algo que se lleva a la práctica la mayoría de las veces. Quizá en España no seamos los más expertos en esta técnica, que tiene sus secretos, sin duda, pero en Inmobiliarias Madrid sabemos que, a la hora de la verdad, todos tenemos en mente jugar un poco con el precio que nos ofrecen en la compra de una vivienda.

Y es que, según algunos informes, puede obtenerse un buen descuento si nuestro regateo funciona. En concreto, se estima que el descuento medio sobre el precio final llegó casi a los 12.000 euros en 2018, entre todos los casos estudiados. De los compradores, una media de más del 60% intentó el año pasado negociar el precio, de todos ellos, triunfaron la mayoría. Es decir, la obtención de la reducción es posible, hay que saber jugar las cartas y entender lo que son números viables y los que ya serán rechazados por el vendedor; en este terreno, en Inmobiliarias Madrid defendemos que un buen conocimiento y un correcto asesoramiento profesional siempre dan buen resultado.

Muchos pueden ser los motivos para negociar, pero dos son los principales, que el comprador necesite esa pequeña rebaja pues, de otra forma no podría adquirir el inmueble, o que el comprador tenga prisa en finalizar el proceso y se muestre más receptivo a la negociación.Está claro que, con un buen planteamiento, nada se pierde por lanzar contraofertas. Aunque muchos prevén una nueva burbuja inmobiliaria, la situación actual, con los bancos dando hipotecas de nuevo, los precios de los alquileres impulsando las ventas y el miedo a que los bienes pierdan valor en caso de llegar una nueva crisis, las ventas están más receptivas que nunca, intentar conseguir el mejor acuerdo, siempre merece la pena.