EL AVANCE DE LA SAGRADA FAMILIA

Después de la muerte de Gaudí en 1926, este icono de la ciudad condal quedó sin finalizar y, en Inmobiliarias Madrid sabemos que, tanto nacionales como extranjeros, anhelan el día de verla culminada.

Y es que esta catedral recibe la friolera de más de cuatro millones y medio de visitantes al año, lo que supone un beneficio de unos cincuenta millones de euros que van directos a las arcas de la Fundación. Gracias a ese dinero y a ese fluir de visitantes, se prevé darle un último impulso definitivo a la construcción, esperando que, para el año 2026, coincidiendo con el centenario del fallecimiento de su creador, esta obra de arte esté terminada.Es una realidad que en Inmobiliarias Madrid vemos cada día más tangible pues, si bien antes solo destacan las cuatro antiguas torres, ahora ya podemos disfrutar de las cinco torres centrales. Las torres de Gaudí miden 107 metros, y las demás alcanzan ya los 104,35 metros. La construcción va viento en popa y, seguramente, atraerá aún más turistas, nuevos y repetidores, deseosos de contemplar por primera vez este hito de la historia en su pleno esplendor.