CONOCER LA VIVIENDA SOBRE PLANO

Uno de los campos en auge en la actualidad es la venta de vivienda nueva. Hemos querido en Inmobiliarias Madrid dedicarle un espacio para conocerla mejor antes de comprarla.
Y es que la mayoría de promociones que vemos en ferias como el Salón Inmobiliario Internacional de Madrid (SIMA), se realizan sobre plano. Tras la crisis, existen mayores controles que buscan evitar una nueva superproducción de vivienda, además de regular las condiciones financieras de estas construcciones. Estas viviendas presentan el atractivo de un mejor precio en muchas ocasiones, además de la facilidad de adaptarla a las necesidades y gustos del comprador potencial. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y hay que saber bien lo que se está comprando “a ciegas”.

Uno los principales riesgos que suele preocupar mucho al comprador, es la solvencia del promotor y del proyecto, la viabilidad del calendario fijado según los pagos y las calidades contratadas. Siempre surge la duda de ¿Se terminará el proyecto o la promotora terminará declarándose insolvente? Hasta que me entreguen mi casa en cuatro años pueden pasar muchas cosas, ¿Y si las calidades de los materiales no son como me prometieron? ¿Y si en vez de cuatro, no me la entregan en cinco años? Miedos comunes que, tras los años más duros del sector, son fáciles de comprender.
El Colegio de Registradores aconseja claramente: “no firmar contrato, ni entregar cantidad a cuenta alguna, sin comprobar que la promotora con la que estamos contratando existe, y que la persona que va a firmar en su nombre está facultada para ello”. En Inmobiliarias Madrid os aconsejamos revisar y contrastar sus datos en el Registro Mercantil, así como revisar el Registro de la Propiedad para verificar que el suelo en venta efectivamente es propiedad de la promotora y que el proyecto ha sido autorizado por las autoridades competentes.

Toda la documentación debe ser clara y transparente y debemos exigir que el contrato incorpore de forma detallada las características del inmueble sus planos; una memoria de calidades pormenorizada; el precio final y cerrado de la vivienda y la forma de pago, por último, se debe establecer con precisión la fecha de entrega de llaves. Si surgen problemas con respecto a esta documentación, no deberíamos interesarnos por dicho proyecto.

Se debe saber que la Ley de Ordenación de la Edificación obliga a los promotores a garantizar la devolución de las cantidades entregadas más los intereses legales, mediante un contrato de seguro de caución suscrito con entidades aseguradoras debidamente autorizadas para operar en España. Para estar protegidos por esto, no se aconseja hacer pagos antes de la respectiva obtención de la licencia de edificación.