LA OLA DE CALOR YA ESTÁ AQUÍ

En Inmobiliarias Madrid adoramos el verano, sin duda es una buena época para animarse a viajar, salir más a la calle y, por qué no, decidirse a alquilar, comprar y visitar viviendas disfrutando del esplendor que la plenitud del sol aporta a las casas. De hecho, es en esta época estival cuando más gente se anima a comprar segundas viviendas, tanto en montaña, campo o playa, y es que el buen tiempo anima a soñar con un gran jardín o una terraza con vistas al mar, ¿Verdad?

Sin embargo, aquellos que deben permanecer en la ciudad, deben soportar altas temperaturas que, en ocasiones, son difíciles de combatir, como esta misma semana, en las que la capital ha registrado temperaturas superiores a los 40 grados.

Para refrescar la casa, existen varios trucos sencillos que nos libran del aire acondicionado que, por útil que sea, suele resecar e incluso causar resfriados.

En primer lugar, un consejo muy efectivo es tener las persianas bajadas y las ventanas cerradas en las horas centrales del día. En el exterior el aire es excesivamente cálido, así que por más que abramos no entrará fresco. Lo mejor es airear a primera hora de la mañana y después convertir nuestro hogar en una pequeña cueva.

Aunque en Inmobiliarias Madrid sabemos que es algo más rudimentario, los ventiladores son muy efectivos. Si además añades un recipiente con hielo y sal delante de sus aspas, el efecto refrescante será mayor. Para dormir, sin duda los de techo son los más recomendables.

Mantén las puertas cerradas para que el calor no se expanda y recorra toda la casa.

En la medida que sea posible, evitar el uso de aparatos electrónicos que producen mucho calor, como los ordenadores, siempre es de utilidad.

Airea las sábanas a diario, cámbialas todos los días en épocas de máximo calor o refréscalas antes de acostarte con unos ligeros toques de agua de colonia.Por supuesto, como nos recomiendan todos los años, mantenerse hidratado y evitar exponerse al sol en horas punta hará que regresemos a casa menos acalorados. El verano ya está aquí y dentro de poco todos disfrutarán de sus ansiadas vacaciones, si al mal tiempo buena cara, al excesivamente bueno, un buen abanico no viene mal.