BURBUJA INMOBILIARIA EN CÓMIC

Para tomarnos las cosas malas con una sonrisa, en Inmobiliarias Madrid recomendamos la novela ilustrada ‘Coqueto, mejor ver’ de Sara Caballería y Verne, de la editorial Grijalbo, relata con un toque de humor e ironía la infinidad de dificultades actuales a las que se enfrentan los jóvenes a la hora de buscar piso.

La protagonista de la historia es Laura, una joven que busca vivienda y se enfrenta a todo tipo de experiencias y comentarios por parte de quienes intentan justificar precios exagerados o condiciones injustas: “Esto es el baño. Lo bueno del techo abuhardillado es que es muy bonito, lo malo es que tienes que ducharte agachado”. Laura roza la treintena y aún comparte habitación en casa de sus padres. Tras dos años como becaria, otros dos de prueba, uno como falsa autónoma y una baja por maternidad, accede a un maravilloso contrato indefinido que le anima a independizarse. Cosa que, en cada página, descubriremos no es tan sencillo. Hoy en día, ni el contrato ni el salario “decente”, aseguran ya el acceso a una vivienda digna.

Y no, no hay que pensar que es pura ciencia ficción. Por extraño que parezca, todos los relatos están basados en experiencias reales de diferentes personas que han participado en el proceso creativo. “Coqueto, mejor ver”, saca a relucir un problema real del que nadie puede escapar, que limita las opciones de los jóvenes y nos pone ante situaciones de lo más surrealistas en el sector.

Y es que los datos no mienten, en Madrid, la subida interanual del alquiler en 2018 ha sido del 4,3%. Alquilar un piso de 40 metros cuadrados en la capital es de unos 650 euros, una media que, en Inmobiliarias Madrid, sabemos está descompensada.Poco a poco, quizá las cosas cambien y mejoren, mientras tanto, perspectivas humorísticas y mantener la esperanza, es una buena forma de seguir adelante.